9 posibles finales para terminar tu libro

Cuando te encuentras sumergido en pleno proceso de escribir y publicar un libro, muchas son las preguntas que abordan tu mente. ¿Será correcto el estilo?, ¿tendrá la extensión suficiente?, ¿he plasmado los personajes de forma correcta?, y por supuesto…¿es atractivo el final de mi obra?

 

El final es uno de los momentos clave de cualquier historia, tiene la obligación de dar sentido a todo lo que se ha explicado anteriormente y debe cumplir con las expectativas creadas por el lector. Existen diferentes tipos de finales, aunque en realidad podemos encontrar millones de variantes, todo depende del autor. Sin embargo, como analizar todos es imposible, a continuación vamos a describir algunos de los finales más frecuentes.

 

  1. Final cerrado: En el que se resuelven todas las tramas. En este tipo de final incluso podemos conocer el futuro que les depara a los personajes.
  2. Final abierto: Es la antítesis del anterior, la trama queda sin resolver, el lector debe hacer un esfuerzo mental e imaginarse como se solucionan las situaciones que se plasman en el libro. Es muy común cuando se quieren escribir secuelas o segundas partes.
  3. Final feliz: En este tipo de final los protagonistas suelen lograr sus objetivos mientras que los antagonistas son derrotados. Muy común en libros infantiles y románticos.
  4. Final triste: Ocurre todo lo contrario, los protagonistas no consiguen sus objetivos, los problemas no se resuelven de manera positiva, es muy común que tenga tintes pesimistas.
  5. Final trágico: Va un paso más lejos que el final triste, suele ser un final desastroso para los protagonistas, marcado por un tinte dramático.
  6. Final esperanzador: En esta tipología el autor no suele explicar de forma explícita la resolución de la historia, pero se sirve de determinadas pistas para indicar que el problema se solucionará en el futuro.
  7. Final sorpresivo: El conflicto suele resolverse de una manera que el lector no espera. Se plasma a través de un giro inesperado que tiene lugar al final de la obra y que cambia el sentido de la historia.
  8. Final natural: Es el final que el lector espera, es más previsible, lógico y consecuente con la historia previamente contada.
  9. Final moral: Tiene lugar cuando el comportamiento de los personajes trasmite un valor ético. Muy común en las fábulas infantiles, donde siempre se transmite una lección.

 

 

 

 

 

 

 

 

Tanto si tienes un contrato con una editorial como si optas por la autopublicación de tu libro, debes tener en cuenta que el final de tu obra no debe dejar indiferente a nadie. Se trata de una de las partes álgidas de cualquier historia que merezca la pena ser contada.

 

 

LinkedInShare

2 comentarios en 9 posibles finales para terminar tu libro

  1. Estupendo artículo. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>